Seleccionar página

El gran dilema de la jubilación anticipada

La jubilación es un tema muy delicado en el que la situación personal y profesional de cada uno puede suponer una gran diferencia. Debido a ello, hay mucha gente que pide a gritos un incremento de las pensiones y salarios para compensar de algún modo la inflación a la que nos estamos viendo sometidos.

Como respuesta, el Gobierno se ha comprometido a subir las pensiones en un 8,5% respecto al Índice de Precios de Consumo (IPC) generando un “efecto llamada” de la jubilación anticipada.

La crisis de Ucrania está perjudicando a los pensionistas

Por otro lado, la privatización es otro tema que también preocupa a los españoles. Al fin y al cabo, todos los sistemas de reparto se han mantenido fuertes en distintos países del mundo y hay ciertos ejemplos de sistemas privados que han quebrado, como ha ocurrido en el caso de las pensiones en Inglaterra recientemente.

Si las cotizaciones de la Seguridad Social se desviasen a sistemas privados de pensiones, esto restaría ingresos tanto a los pensionistas como a la propia Seguridad Social.

Lo cierto es que la crisis que ha generado la guerra en Ucrania se está viendo pagada en gran medida por los pensionistas, como ha pasado en otras ocasiones anteriormente.

De hecho, se exige que los salarios escalen por encima del IPC, de lo contrario las clases trabajadoras no harán otra cosa que perder poder adquisitivo, como lleva ocurriendo de un tiempo a esta parte.

Sin lugar a dudas, este tipo de protestas abren el sendero a posibles cambios productivos para la sociedad, pero es innegable que todavía se necesita recorrer un largo camino.

Aunque se ha agradecido el gesto del gobierno de comprometerse a revalorizar las pensiones con el IPC en un 8,5%, los ciudadanos reclamaron un incremento íntegro acorde al aumento del nivel de vida, alquileres e hipotecas que estamos experimentado.

¿Compensa adelantar la jubilación?

Los trabajadores entre los 63 y los 65 años cuentan con la posibilidad de retirarse de forma anticipada a cambio de cierta penalización. Hace unos meses, los pensionistas tenían miedo de plantearse el adelanto de su jubilación y ahora parece obvio sentarse a hacer cálculos.

Muchos se preguntan si esta subida compensa el porcentaje que se les reduciría, pero todo depende de cada caso en particular.

En España hay muchos trabajadores con más de 35 años cotizados cuyo recorte de pensión también ronda en torno al 8,5%, por lo que, económicamente, con esta subida se compensaría la pérdida.

Por supuesto, el tipo de trabajo puede hacer que el desgaste físico sea mayor y que merezca mucho la pena jubilarse antes, por lo que en este escenario el alza siempre compensaría al pensionista. Al fin y al cabo, la salud es lo más importante.

Un factor esencial para que el jubilado acceda a anteponer unos meses o años de su vida privada a su paga completa es que la base de su cotización le permita acceder a la pensión máxima. De lo contrario, la pérdida de una porción de la misma posiblemente sea más significativa para el pensionista.

También hay que tener en cuenta que el retiro anticipado implica que el jubilado cobre su pensión durante más años, una buena noticia para él y una mala para la Seguridad Social, que resta cotizantes y aumenta gastos en prestaciones.

Algunas soluciones pueden complementar los ingresos

Una vez asimilemos toda esta información, es imprescindible meditar seriamente nuestra situación personal antes de tomar una decisión. Algunas de las ventajas más importantes son el descanso de la actividad laboral después de muchos años acumulados, la posibilidad de dedicarle más tiempo a nuestras pasiones, viajes o asuntos pendientes y el disfrute de las ventajas que ofrecen los beneficios sociales.

En nuestra contra tenemos principalmente las reformas de pensiones que implican una bajada de nuestros ingresos, aunque a partir de la entrada en vigor de la nueva subida será menor. Para evitar que esto suponga un problema grave, se pueden seguir otro tipo de estrategias como las que sugerimos a continuación.

En caso de que los pros y las contras nos compensen y decidamos jubilarnos de forma anticipada, notaremos un impacto negativo en nuestra economía para el que conviene estar preparados. Nosotros nos inclinamos por el uso de ciertas estrategias modernas que se adaptan al estilo de vida de cada uno.

En España hay una cultura de la propiedad muy extendida, pero en otros países de Europa hace ya algunos años que sus ciudadanos utilizan métodos como la venta de la nuda propiedad o la hipoteca inversa. Estas propuestas generan ingresos vitalicios para propietarios sin la necesidad de que abandonen su hogar.

En la mayoría de los casos, contar con una pensión y unos ingresos adicionales permite envejecer sin problemas financieros y respaldar a la familia con una herencia económica perfectamente divisible que no vaya a dar problemas en un futuro. Para cualquier tipo de dudas relacionadas con las estrategias que acabamos de mencionar, recomendamos pedir asesoramiento y consejo a nuestros profesionales. En Mas Vida nos preocupa el bienestar de nuestros clientes y velamos por soluciones efectivas para cada caso.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Artículos relacionados: